miércoles, 31 de agosto de 2011


Si quieres puedes olvidarte de que existo durante este tiempo, y más tarde, cuando te sientas sólo, vienes, me pides perdón y volvemos a empezar de cero. Si quieres, escribo que te quiero por todas partes, para que tú puedas borrarlo y escribir debajo que tú a mí no. Si quieres nos encontramos frente a frente un día cualquiera, si quieres no me contengo y te abrazo y si quieres, solo si quieres, vuelvo a recordar que antes mi ropa olía a ti. Si quieres, no te preocupes, puedes pedirme que siga pensando en ti el resto del tiempo, sin importarme en absoluto que tú no te acuerdes de que sigo ahí. Y si quieres algo más, si quieres te quiero, y sino, también.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.